sábado, noviembre 22, 2014

THE ART OF DYING

"I Felt A Funeral, In My Brain", 
EMILY DICKINSON

Es irremediable
esta oscuridad de pies a cabeza.
(Mudarse el vestido
como una larva,
pintarse las uñas
con pétalos sangrientos,
recogerse el cabello
en una trenza apolínea
son trámites de bienmorir.)
¿Quién te sacará
el funeral de la cabeza?
El confeti nocturno
se empapa, alcohólico;
el suelo del bar hace una mueca
y plañe por ti
mientras te alejas
arrastrando terrible tu carga
oscura, ante las farolas
que se doblan de vergüenza.


1 comentario:

andoba dijo...

A veces algo oscuro se nos mete en la cabeza (la visión de un ángulo distinto, al estilo de Lovecraft; un olor al que asociamos la tristeza; un mal recuerdo que quisimos pero que no pudimos olvidar; un mal presentimiento por una azarosa conjunción de asociaciones...) y nos deja estos momentos.

Lo de mudarse el vestido como una larva me ha impresionado.

Besos, Carolina.