lunes, agosto 26, 2013

LA MUJER UNGULAR

Mujer blanca, de unos 60 años, despeinada, blusa color carne, bermudas vaqueras, sandalias (supongo); sentada junto a una pareja de menos de 30, frente a mí. Nada extraño en ser mujer blanca, sesentona, con blusa carne, bermudas vaqueras y sandalias (supuse) excepto por una lima gigante entre las manos para, severa y ruidosamente, limarse las uñas. Las uñas no se liman de esa manera, ignorante, eso es una locura -me lo enseñó una vecina esteticién-. Para quien le interese, he de decir que las uñas se liman en el mismo sentido y no como si se estuvieran serrando troncos; eso es verdaderamente absurdo. Pero, además de absurdo, hacerse la manicura en público es asqueroso; soltando esa caspa ungular por todos lados... Imagina, lector, si yo, frente a esa mujer, me hubiera estado hurgando la nariz o rascando mis partes reproductoras al ritmo de su lima, o algo que se os pudiera antojar igual de asqueroso; ¿me habría llamado la atención con la uñaca del dedo índice cuando yo, por el contrario,  retuve unas cuantas palabras crueles con tal de proteger mi civismo? Y es que aquella mujer blanca, sesentona, pelo paja, carne arriba, vaquerona, dedos del pie asomando (oh, Jesús y María, menos mal  que no me fijé en sus pies porque habría vomitado en la oficina de Iberdrola, que es donde nos encontrábamos, frente a frente, en un duelo de odios); ella, la mujer, ejercía hacia mí su venenosa manía. Lo sé porque, conforme la miraba más fijamente, ella más incrementaba el tempo de lijado de sus garfas. Qué asco de mujer, un loro de uñas duras y amarillas haciendo aquel ruido infernal con tal de volverme loca y echarme de la sucursal de luz y gas y quedarse con mi número más adelantado de la cola y reír ruidosamente con sus dientes amarillos como su amarilla satisfacción.



*Imagen tomada del banco que Google nos ofrece.

6 comentarios:

dEsoRdeN dijo...

el mundo está lleno de mediocres q hacen pagar sus vacíos al primero q se cruza en sus fétidos caminos. Lo q planteabas para contraatacar su incivismo me lo planteo yo cuando me cruzo con los incívicos q tocan en los vagones (a los q sólo odio la mitad q a los masocas q encima les da dinero); me entran unas ganas de poner un radiocassete a todo trapo con speed-metal o algo por el estilo...

Kalonauta dijo...


En una de esas asociaciones libres que ocurren de vez en cuando, me ha venido a la memoria el sketch del trampolín de la piscina municipal, con Faemino y Cansado...

pris dijo...

esto no es un comentario; es una reclamación. le hago saber, reina roja, que ya no me es posible hacerme ni la pedicura ni la manicura sin pensarme asquerosamente amarilla. sólo logro atenuar la sensación pasándome la lima muy suavemente, con delicadeza extrema y en una sola dirección.

yo, la reina roja dijo...

Me parto. Desorden, tú eres misántropo de veras (gracias por quitarme el título). Kalonauta, Faemino y Cansado molan un huevo. Pris, estás de vuelta, ¡gracias!!! :)

dEsoRdeN dijo...

me estoy convirtiendo en un auténtico profesional de la misantropía... pero es que es tan fácil, con la de materia prima que se nos cruza cada día!!

yo, la reina roja dijo...

Lo sé desorden, esta fauna humana... :(