sábado, julio 06, 2013

EL DÍA QUE PUBLIQUE EN PRETEXTOS

Un tríptico para mi amiga L. R., 
porque le gustan (los trípticos)



1

El día que publique en Pretextos...
(escribiendo esto, llega una avispa
y me clava su aguijón y dejo de escribir
para llorar; duele mucho, joder.)

2

El día que publique en Pretextos
nunca llegará, y tanto da,
que el Parnaso es para muy pocos
y luego, después de no publicar,
moriré, y luego los demás, no todos
a la vez, está claro. También
morirá Pretextos y todo el planeta Tierra.

3

El día que publique en Pretextos
me lameréis el culo
y querréis mi perfume.
Mis metáforas llenarán vuestras casas
y se tirarán a vuestros maridos
(Haréis cola por más.)
El día que publique en Pretextos
se cagarán Boscán y Garcilaso,
se acabará por fin la crisis del Medievo
y poseerás lo que desees.
El día que publique en Pretextos
(lo dice una nota en el bolsillo
de una camisa mal plegada),
fumaré las cenizas de Safo
y seré la Lesbia-mía de Catulo.
Ese día, será ese día
en que lloverá cristal en Marte,
(Oscar Wilde me copiará las citas escondido
mientras reza por si acaso con temblor),
ese día fundiremos el oro del Vaticano
y lo devolveremos a las minas;
no habrá más poetas con puños airados
y todos serán guapos, y cantarán como Buckley.
Lilith no será apuntada con el dedo índice.
Los gusanos de mi cuerpo
se darán un festín de reyes
(tú también habrás muerto, escucha,
lector, qué es lo que piensas)
el día que publique en Pretextos.



8 comentarios:

Miguelángel Pegarz dijo...

Nunca digas nunca jamás. Ahora, igual este poema en concreto tienes algún problemilla para que te lo publiquen jeje.

yo, la reina roja dijo...

¿Por qué, Miguel Ángel? Ja, ja.

dEsoRdeN dijo...

el día que publiques en Pretextos... avisa!

(la foto es preciosa)

Jorge Ampuero dijo...

Solo me conforme con que un día te publique en mi blog.

Besos.

Kalonauta dijo...


Interesante, el Tríptico... Se contemplan simultáneamente todas las posibilidades: que publiques en Pretextos, que no publiques, y que te pique una avispa. Es un ejemplo muy ilustrativo de traslación del experimento del Gato de Schrödinger al campo de la Poesía... Tal vez estamos ante la primera muestra de una nueva corriente que podríamos denominar Poesía Cuántica... ¡y tú sin enterarte!

Desde que tu aviso me pilló parpadeando y me perdí tu presentación en Bartleby (¡avisa con más antelación, mujer!), mis sentimientos hacia ti se rigen también por el Principio de Schrödinger: estoy haciendo un esfuerzo por intentar odiarte, pero ¡es tan difícil, después de leerte cosas como ésta! No puedo soportar este tira y afloja interior. ;-)

Muy chulo, el Tríptico. (¡Y una mierda! ¡El Tríptico apesta!)

Y otra cosa, Desorden: no es la foto, es _Ella_ la que es preciosa. (Lo dudo mucho... ¡Seguro que le ha metido Photoshop a cascoporro!)

Saludos bipolares (¡De saludos nada! ¿Te escuece la picadura de la avispa, Chata? ¡Pues te jorobas! La odiamosss, mi Tesssoro...) ;-)

yo, la reina roja dijo...

¡Gracias, Jorge!
Qué lío tan divertido me has hecho, Kalonauta. Si resulta que sé hacer más que ecuaciones de segundo grado... ;)

andoba dijo...

Primero va otro tríptico.

TRÍPTICO DE LA SOLEDAD DE LOS PRETEXTOS

Quise decirle al mundo que cambiara
y me encontré tan solo como un libro
que nunca fue leído ni nadie leerá.

Quise decirle al libro que me hablara
y refundió sus versos para hacerme
saber que la ignorancia me posee.

Quise decirte, a ti que me mirabas
desde un mundo al revés, que tu cabello
brillaba como el oro entre la nieve
y te fuiste en silencio y me dejaste
buscando algún pretexto que me hiciera
sentir que había mundo
y libro
y que el oro brillaba entre la nieve
y que no estaba solo,
buscando algún pretexto
para leer, por fin, tu libro.


Eso del final, es una especie de queja, ya que he buscado tu libro por todas partes (menos en la librería Hiperión, que no he tenido ocasión de ir y seguramente será el único sitio de Madrid donde lo tengan) pero no lo he encontrado. O aún no lo han distribuido bien o los tienes tú todas en esas cajas que aparecen en la foto de más abajo. Avisa, entonces, cuando vengas a Madrid a presentarlo. Así, además, podré escucharte tus poemas en directo.

Besos sin pretexto, Carolina.

yo, la reina roja dijo...

Andoba, el libro ya debe de estar en Arrebato, así como en La Marabunta, ambas en Madrid. ¡Ya me dices si lo encuentras!
¡Besos!!!