lunes, abril 22, 2013

GLORIA MAÑANERA


Quevedo revisited



Érase un hombre a una verga pegado,
érase una verga superlativa,
érase una verga muy vengativa,
érase un héroe superempalmado.

Era un reloj en las doce parado,
érase una oruga llena de almíbar,
érase un paquidermo trompa arriba,
era Nacho Vidal más envergado.

Érase el pollón de una corralera,
una chimenea, fogón bendito;
una gloria de la mañana era.

Érase un vergadísimo infinito,
muchísima cola, cola tan fiera,
que en casa Lapiedra daba miedito.


____________
*Foto cedida por Juan Terol



6 comentarios:

Sico Pérez dijo...

uy bueno, Reina; curioso, me acaban de decir que la tengo superlativa....
date una pasadita por aqui:
http://pueblerinospoesiadelashit.blogspot.com/

abrazos!!!

dEsoRdeN dijo...

Mmmm... un asunto espinoso...

Cybrghost dijo...

Si despierta sólo para poco va a servir :-).

andoba dijo...



Érase una mujer con un gran trazo
y en el trazo un peluche como un oso,
y del trazo un perfume esplendoroso
salía enardeciendo aquel vergazo.

Érase que aquel trazo abría plazo
para meter en él lo más brioso
del hombre. Y buceando en aquel foso
fue creciendo la fuerza de su mazo.

¡Ay, que me voy!, gritó con desespero
mientras abría la mujer, ardiente,
más sus piernas y el trazo sandunguero

recibía del hombre su torrente.
Si por talla -juzgó- parece fiero,
por tiempo, tu pepino es deprimente.



(Por jugar a los ripios) :-)

yo, la reina roja dijo...

Un beso a todos.
Ay, Andoba, ¡cuánto me he reído! :)

Kalonauta dijo...


Supongo que ya sabéis la explicación de las erecciones matutinas, o morning glories... Resulta que siempre que un hombre que duerme presenta una erección, eso significa que está soñando algo, aunque no sea un sueño de contenido erótico... Y si por alguna de ésas nos suena el despertador a mitad de sueño, pues... ¡zas! Ahí lo tienes. Es un dato que siempre me ha resultado curioso.

Un abrazo