domingo, marzo 10, 2013

COJONES

Tenías el aura de las estrellas
de cine; la sonrisa necesaria;
tenías el mar atrapado en los bolsillos.
Tenías, al fumar, la niebla del Norte 
y sorbías las calles y a mí un poco.
Tenías a tus pies todos los perros
y a sus amos restregándose amorosos.
Todo estaba en ti, en tu dominio;
como un tirano ejercías tu privilegio
y convertías nada en todo.
Tenías una mano que ejecutaba noche,
el poder de mover planetas,
de cambiar el curso del tiempo,
la mugre convertir en oro.
Pero no tuviste los cojones,
tanto poder y no tuviste cojones.



11 comentarios:

Lasinverso dijo...

siempre punzante, desgarradora.

tantas veces faltan cojones para lo que importa, tantos...


abrazos

yo, la reina roja dijo...

Gracias, bonita. Un abrazo.

pris dijo...

qué abierto. sugerente. muy chulo

Cybrghost dijo...

Suele pasar. Un final duro y contundente, más aún por el contraste.

andoba dijo...


Todo ofrecí.
Y sólo me pediste
una moneda.


Qué buenas imágenes para contar lo que quieres contar, Carolina.

G. Gabiria dijo...



Le dejaremos confiar en el hermoso verso de A. Machado :

" Hoy es siempre todavía "

yo, la reina roja dijo...

Gracias a todos por seguir aquí. Os traeré una mantita y un poco de café.

dEsoRdeN dijo...

never mind the bollocks...

Anónimo dijo...

Way cool! Some extremely valid points! I appreciate you penning this article and also the rest of the website is extremely good.



My webpage ... screen next

yo, la reina roja dijo...

Hey, anonimous: can you actually understand Spanish? Cheers.

Kalonauta dijo...


En cuanto al Anonimous éste, tengo que confesar que yo las dos o tres primeras veces que recibí comentarios de este tipo pensé que eran auténticos y sinceros... Tened en cuenta que yo era entonces un bloguero joven e inexperto.

Me encanta el poema (y yo soy una persona de verdad, que conste).

¡Saludos!