sábado, diciembre 08, 2012

ORÁCULO DEL FIN DEL MUNDO

Todo terminará de una manera bastante absurda y triste. Los tiranos de Occidente, descreídos, y sus aliados los demócratas -los tiranos encubiertos- tirarán todas sus bombas de última generación para hacer pruebas.

-No perdemos, nada, ¿no? Yo no me trago esa mierda apocalíptica maya pero, por si acaso, es el mejor momento para aplastar al Tercer Mundo, esa negra y molesta cucaracha.

Los desvíos inesperados de proyectiles atacarán países aliados seudodemócratas y comenzará una guerra  nunca antes vista entre unos y otros, porque en ese punto deberán demostrar su poder todos los tiranos.

Morirán viejos sabios y jóvenes hermosos, recién nacidos, niños que peinaban a su muñeco y otros que tiraban de la cola a su gato; morirán árboles (todos: palmera, ciprés -que es el árbol de la muerte-, cactus, olivo, secuoya, naranjo...); morirán esperanzados y morirán suicidas, fotos con recuerdos muy vivos, canciones de amores imposibles y la última flor.

Según predicen oráculos de los cuatro puntos cardinales, lo último que morirá será una pareja de amantes, descendientes de los mismísimos Píramo y Tisbe, que al final podrán romper la pared que les separaba. Allí dentro, en una pequeña habitación aislada del fin del mundo, harán el amor como nunca antes se ha hecho según se escribió en la historia de todos los grandes amores. Y será justo cuando se miren para desaparecer en sus ojos, cercados sin saberlo por aviones caza y edificios en llamas, que una bomba derribará su finca, con su  habitación y sus cuerpos, y serán ceniza, serán nada.


12 comentarios:

hana dijo...

Esta cuestión hace tiempo que la estoy temiendo, no quiero pensarla para que así no se cumpla, que por lo menos no sea por mi culpa. Pero pienso que tanta gente pensándolo acabará cumpliéndose, ójala no sea así, lo deseo con todas mis fuerzas. Sigo los acontecimientos y los sucesos de oriente, luchando por el poder contra la prepotencia de occidente, y no me gusta, es destructivo, ya no se lucha por el final del armamento, el pueblo somos borregos guiados por avariciosos cargados hasta los dientes, en fin, que si no es en diciembre ni nunca mejor que mejor, pero la humanidad tiene que volverse a respetar.

Saludos

Lucita dijo...

Me encanta esa visión tan histórica y actual del fin del mundo. Congratulations.

yo, la reina roja dijo...

Hola, Hana. Bienvenida. Lo que he escrito es una hipérbole. Mi madre dice siempre que hay hombres buenos y yo la creo. Confiemos en ello. Un abrazo.

Lucita dijo...

Una lúcida y actual visión de eso que llamamos "fin del mundo". Me fascina el juego de espejos con Oriente y Occidente, y como te has acercado a un tema tan delicado. Y bella, y dura, imagen final.

yo, la reina roja dijo...

Muchas, gracias, Lucita! Beso fuerte.

G. Gabiria dijo...



Pero hasta que eso ocurra, algunos seguirán viendo en la mirada de Láquesis lo que escribió el egregio poeta ... " Hoy es siempre todavía "

Damos por supuesta la apocalipsis más hermosa, reina roja...


yo, la reina roja dijo...

Derrochas saber, Gabiria.

G. Gabiria dijo...



Y tú, frescura y convicción.

Naciste para esto. Best wishes !



Cybrghost dijo...

Algún día, todo habrá de acabar. Y no creo que después me importe. Así que ese día puede ser tan bueno como cualquier otro, y en todo caso mejor que seguir agonizando. Si me pilla como a la pareja de amantes, incluso no es mala forma de morir.
Un relato butal (en el buen sentido), es enorme.

yo, la reina roja dijo...

Gracias, Cyborghost. Te deseo que así sea, que cuando se acabe tu mundo te pille follando o haciendo el amor o lo que más te guste hacer. Un besote.

Kalonauta dijo...


Este relato rebosa Belleza y Tiempo a raudales... ¿qué más puedo pedir?

El Mundo no se acaba, pero hagamos el amor de todas formas.

yo, la reina roja dijo...

Belleza? Tiempo? Me suena a un blog que leo... Bs.