viernes, noviembre 30, 2012

INSTRUCCIONES PARA SACAR LA LENGUA

 A la manera del gran Cortázar

Sacar la lengua es fácil pero, para hacerlo con pasión, piense en alguien que le sugiera verdadera rabia. Entre las listas de los posibles, le proponemos un politicucho malteñido, una alcaldesa peluda, un antiguo jefe o algún exnovio (porque lo de llevarse bien con los exnovios, discúlpenme, no entra en los habituales).

En cuanto a los modos de sacarla (la lengua, no entiendan mal), les indicamos dos modalidades básicas: si quiere usted  ser juguetón, arrugue juntamente la naricilla; si, por el contrario, desea mostrar todo su punkismo dormido, añada en las comisuras un conato de arcada.

Una vez haya escogido el individuo objeto de su burla, únicamente deberá abrir la cavidad bucal dado que al empujar la lengua podría torcerse los dientes (¡hemos dicho con pasión!). Ya abierta la boca, sacar el órgano le resultará sumamente sencillo y, de inmediato, notará un leve fresquito a lo largo de sus papilas. Sin embargo, no se inquiete si es usted algo melindres con la comida puesto que el aire -lo hemos comprobado- no tiene gusto a nada.
Le recomendamos, para acabar, que saque la lengua siempre que usted no tenga pelos en la susodicha, pues el espectáculo podría tornarse horripilante y espantar demasiado a su burlado. 
Ah, y una vez ejercido su derecho a mofa, guarde, por favor, la lengua en su garaje, o tendrá aspecto de lelo pasmarote o, lo que es peor, le acabarán por comer las moscas.


4 comentarios:

Cybrghost dijo...

Ya sólo queda practicar :-)

Sico Pérez dijo...

con ese .i. queda perfecta!!!

yo, la reina roja dijo...

Jiji! Practiquen, practiquen.

dEsoRdeN dijo...

Me gusta sacarle la lengua a los que me caen mal; pero lo malo es que me pongo perdido de sangre...