martes, octubre 30, 2012

EL TRAJE DE XABI ALONSO

Es del todo innecesario
que te enfundes ese traje,
te cubran de telas exquisitas
y de ceros, el cuerpo
y la cuenta corriente
en una suerte de tatuajes.
Todas andábamos 
tan enamoraditas
de tu acento, Xabi Alonso;
decías calmado, con literatura,
sin exceso de descuidos
y nos encantaba que escucharas 
de Cohen a Wilco.
Es del todo innecesario,
y por ello no celebraré
ni tus gustos ni tus goles,
ni tu rostro algo nórdico
de atleta burgués y poeta:
el Arthur Cravan del balón.
Quítate el traje, de una vez,
anda y quítate ese traje.




6 comentarios:

Gregorio Gabiria dijo...


Si Xabi hubiese caído junto a vosotros en el Gin-tonic de Z. Stardust todo lo más que habría pensado es que no tenía limón...
¿Dónde aquellos gladiadores dispuestos a morir por no traicionar el entusiasmo generado?...

¡Ingeniosa Reina Roja, inspirada; lúcida en tus garbosas y caústicas lineas!




yo, la reina roja dijo...

Aún así, fíjate, Gregorio, que no deja de ser una oda.
¡Qué agradecida estoy a tu gracia en comentar! Buen martes.

Nacho López Murria dijo...

qué bien suenas entre regates :)

taciturna dijo...

Excelente, lo acabo de tuitear :D

dEsoRdeN dijo...

Ui, aquí discrepem. No puc amb aquesta falsa careta de nen bo i que després se'n va per terra amb la brutícia del seu joc i la hipocresia de les seves contínues protestes...

#odisdEsoRdeNats

yo, la reina roja dijo...

Em pareix molt bé, peix! ;)
Gracias, Nacho. Gracias, Taciturna.