domingo, julio 15, 2012

LA GILFANTASÍA: RETRATO 3

¿De dónde ha salido Gilberto?
Con su voz ultrasurrealista
como un crooner por el suelo,
con pantaloncitos de niño de posguerra,
con su sonrisa de dibujo                       al techo...
y puño revolucionario apuntando
Me robó el corazón,
con ardillitas y charcos,
sus familiares "normales"
y su imaginación a saco.
Ya sé de dónde ha salido Gilberto:
llega de un OVNI que yo soñé
cuando era niña y mi sueños
eran sueños sin barrotes
allá por los ochenta. Y no miento,
que la gilfantasía sube y sube
para hacerle cosquillitas al cielo.


8 comentarios:

MARIA dijo...

Me encanta!!! Gilberto es un regalo...

yo, la reina roja dijo...

Gracias, María. Gil es único.

bashir dijo...

"llega de un ovni que yo soñé
cuando era niña y mis sueños
eran sueños sin barrotes". Fantástica! Los sueños de la infancia se hacen realidad...sobre todo si el niño que fuimos nos acompaña siempre. Bonito retrato.

dEsoRdeN dijo...

La imaginación no se paga con todo el (podrido) dinero del mundo! Viva Gilberto!

yo, la reina roja dijo...

Gracias, Bashir!

yo, la reina roja dijo...

Cierto, desorden! Un beso.

nestormirplanells dijo...

Hola, voy a seguir con tu oda a Gilberto. Hoy ha venido a darme clase a casa y he escrito lo siguiente:

Si yo fuese Gilberto.

Si yo fuese Gilberto,
no me preocuparía por nada.
Buscaría un piano-bar,
Un local bien situado en el barrio de Russafa o del Carmen,
con un piano de cola o de pared,
y no me preocuparía por nada.

Iría noche tras noche,
de martes a domingo a tocar el piano,
de cola o de pared,
al piano-bar,
y no me preocuparía por nada.

Delante del piano, cada noche,
tocaría mis canciones,
tocaría las canciones de los demás,
Un día invitaría a Ana Elena Pena,
Otro a Tórtel,
Otro a Manolo Tarancón,
otro, qué sé yo, a Uncle Son,
Y no me preocuparía por nada.

Estoy seguro, que si fuera Gilberto,
E hiciera todo esto,
En poco menos de un año,
Sería el epicentro de un huracán
melódico-musical
Que elevaría la ciudad de Valencia
más allá del más alto de los rascacielos
imaginados por Calatrava
y que cuando, Gilberto, con su música,
dejase caer la ciudad de Valencia,
Al tocar tierra,
Sería una ciudad nueva, renacida y resplandeciente.

Si yo fuera Gilberto,
tocaría en un piano-bar, cada noche,
Y no me preocuparía por nada más.

yo, la reina roja dijo...

Nestor, te has dejado esto: "Si yo fuera Gilberto, mi estómago sólo querría doble ración de papas y olivas".
;-)
Bienvenido.