lunes, octubre 31, 2011

HOY

Para mi gran minoría

Hoy no traigo
frases para que me quieras.
No llevo el pelo arreglado
y no he practicado ejercicios vocales
para cantar sobre mí o este domingo
-podrás imaginar cómo está la casa-.
Quedémonos, entonces, en esta mesa,
junto al balcón y mi única planta.
Te ofrezco lo que quieras de mí
que pueda darte; toma la silla
y mira en mis ojos -toma tu tiempo-.
No han visto Islandia, viajado en años
o futuro, no han ido lejos
y, sin embargo, comprenden.
Toma la silla, si quieres mi mano;
si te atreves, lee entre líneas.
El silencio está poblado de verbos
y yo escribo, hoy lo hago,
como si me marchara.
Como si te dejara mis tripas
en la despedida, sobre la mesa.
Espera,
quizás sí te esté pidiendo que me quieras.

11 comentarios:

Sico Pérez dijo...

Y, sin embargo, comprenden. ;)

yo, la reina roja dijo...

"Bienvenidísimo", Sico.

dEsoRdeN dijo...

eso es mucho pedir, incluso en boca de una reina...

yo, la reina roja dijo...

Pero, desorden, los poetas están para pedir, preguntar... y vivir en un lugar que no existe.

Mina dijo...

Tu pide y pide mucho.
A veces sólo dan a medias (pero eso ya lo sabíamos).

Nacho López Murria dijo...

Te ofrezco lo que quieras de mí
que pueda darte

:)

yo, la reina roja dijo...

Gracias, Mina. Gracias, Nacho.

andoba dijo...

¿Y si alguien te pide lo que no puedas darle, qué harás?

Este poema ya lo colocaste. Gracias por volver a acordarte de tu gran minoría.

Y la foto también. ¡Hay que ver, ya son años paseando por la periferia de tu casa!

yo, la reina roja dijo...

Andoba: repito, cierto, es que tengo una buena noticia y quería homenajear a mis lectores. La noticia la daré en breve. (Las peticiones que se las hagan a mis versos, que son mis abogados).

dEsoRdeN dijo...

benditas fantasías de Atlántidas y Arcadias por modelar...

Antonio Alfonso Alonso dijo...

Esas cosas no se piden, se sienten y .