sábado, septiembre 24, 2011

MI DIMISIÓN

Últimamente, pienso
en dimitir de mí misma.
Dimitir de este cargo
que es ser yo
tantísimo tiempo.
Dimitir de las noches.
Dimitir de los amores enquistados.
Dimitir de mis muñecas.
Porque esta mañana luminosa
de principios de siglo
pide poca cosa, a saber,
nada de heridas,
nada de nombres,
nada de ruinas ni artes.
Dimitir, salir, dejar la puerta
tal y como cierre.

4 comentarios:

PrisWillDie dijo...

Pris es, en sí misma, una carta de dimisión a tiempo parcial. Mis mayores respetos, Reina Roja.

yo, la reina roja dijo...

Vaya, Pris. Gracias por dejar tu huella en mi reino rojo.

dEsoRdeN dijo...

Ser uno mismo todo el rato puede llegar a ser realmente agotador. No hay escapatoria...

yo, la reina roja dijo...

Nop (salvo con los métodos varios de evasión...)