domingo, mayo 01, 2011

UN DÍA EN MI VIDA (DIRECTO)

Empiezo el poema.
Hago un parón (aguas menores).
Me lavo las manos.
Retomo el poema.
Recuerdo: cuando era pequeña,
con mis hermanas, en el chalet.
Luego: un hombre que pasa,
cualquier hombre sirve
(es un poema, puedo engañarte,
su fisonomía; puede ser rubio,
pero quizás sea calvo,
o no pasa nadie,
la calle es un desierto
como mis cien almas).
Hago un segundo parón
(aguas mayores, retírate, lector,
del poema, la poeta necesita
cierta intimidad para estas cosas).
Me lavo las manos.
Regreso al poema.
Preparo con mi teclado
metáforas en cadena.
Me siento mal.
Creo que voy a vomitar (¿aguas medias?)
¿Qué hacer primero?
¿Vomitar o descongelar carne
para preparar el almuerzo?
Atento, lector, regreso al poema
(mi mano, no puedes verlo,
soporta el vómito a punto).
Recuerdo. Descongelo. Recuerdo. Descongelo.¡PUAJ!

4 comentarios:

dEsoRdeN dijo...

Excelente vómito con todos sus tropezones! Y ya que estamos escatológicos, ¿por qué a la orina se le denigra con la subcategoría de 'agua menor'? ¿Menor que qué?

yo, la reina roja dijo...

Ja, ja, Desorden, creo que mejor no entramos en descripciones de las mencionadas aguas.

andoba dijo...

Me gusta este metapoema, me gusta cómo elaboras tu metapoesía. No me gusta tanto el feísmo y la arritmia, pero ¡claro! es que es en directo.

:-)

yo, la reina roja dijo...

Claro, hombre, en directo no pidas más... :-)