domingo, mayo 08, 2011

ME BAJABA LAS BRAGAS

Me bajaba las bragas.
Sonaba "I can't get no satisfaction"
y aquel hombre me las bajaba.
Las imaginaba blancas, con dibujillos;
le iba el rollo naive.
Aquel hombre sudaba.
Pensaba si el sujetador
iría a conjunto.
Más tarde lo comprobaría, pensaba.
Aquel hombre, atado con correas
a la pared para no caerse,
me bajaba las bragas.
Yo no hacía nada en concreto,
únicamente aparecí ante él
y murmuró algo (quizás era poeta,
o escritor de discursos).
Me miró y sentí sus manos
entrando sin permiso por mi falda.
En realidad, sólo lo pensaba.
Estaba escrito en sus ojos:
aquel hombre no deseaba morirse
sin bajarme las bragas.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

genial !!!!!!!!!!

yo, la reina roja dijo...

¡Gracias!

andoba dijo...

Esta pasividad no te va nada, Carolina. Con ese título uno espera encontrar algo más de acción. Pero voy viendo que das una de cal y otra de arena en la actitud de tu yo poética. A veces en el escenario, a veces en el patio de butacas.

Besos. (Con castas manos)

yo, la reina roja dijo...

Si estos poemas un día salieran impresos, quizás tú, Andoba, deberías ser el prologuista oficial. ;-)

dEsoRdeN dijo...

es que el momento de bajar según qué bragas es realmente excitante, a la par que mágico e inolvidable...

Maria Herreros dijo...

que bueno!

Maria Herreros dijo...

que bueno!

yo, la reina roja dijo...

¡Gracias, María! Bienvenida.