sábado, febrero 19, 2011

NADADORA

Por el carril lento,
mi cuerpo de nadadora
aficionada a recordar.
Pero brazada a brazada,
caricia de cloro,
bocanada de aire
por el lateral izquierdo,
nueva inmersión
y mi pobre cerebro
consigue olvidar.
Ya no muero,
porque me olvido de morir.
Sólo nado,
brazada tras brazada.
Soy un cuerpo blando,
más delfín que mujer
que viene del dolor.
Vamos, déjate de cuentos,
y nada -nada-, nada.
Deja que tu cuerpo sea
bajo el agua
de la piscina comunitaria
sólo un cuerpo.

4 comentarios:

dEsoRdeN dijo...

reina roja!! Cómo fue el bolo? Joder, que me tuvieron secuestrado en el curro hasta las 1000, y me dio mucha rabia no poder ir...!! :(

Elena Lechuga dijo...

n-a-d-a
joder

yo, la reina roja dijo...

Elena, tu comentario me ha dejado inquieta.
Desorden, te contesto en tu blog. Fue guay.

dEsoRdeN dijo...

Cada vez que entro a tu blog y tengo que aprobar la advertencia de contenido, me entra algo así como el morbo de lo prohibido...