sábado, octubre 17, 2009

A Pollamochado, de Poca Cosa

Te mereces que te corte la lengua
con la boca. Todas esas cosas que dices,
que masticas, que huelen a pretérito imperfecto:
decías, pensabas, amabas...
Eso es lo que te mereces.
Maniatado. Bocapartido. Pollamochado.
Porque tú no entiendes.
Tanta palabra. Tú no entiendes.
Te daré un diccionario por tu cumpleaños.
Te daré una cuchillada el día de los enamorados.
Te daré mis palabras para que vayas escuchando
los sonidos de Medea, de Pizarnik, de la tierra.
Por que no sabes nada.
Crees que sabes, y te subes a las mesas,
y posas divino. Eres tan hombre,
tan hombre de calle, de puta, de copa.
Te mereces que te raje el alma.
Te mereces besarme en la boca.
Te mereces que me torne princesa,
y te cierre la puerta en las narices.
Es que me gusta la sangre,¿sabes?
que sangres en mi poema,
aunque sea yo minúscula,
casi no mujer, tan poca cosa.
Por algo soy, todas las noches, la Reina Roja,
y me permito la rima,
si te permites ahogarme.
Dime, si puedes,
quién está más muerto ahora.

10 comentarios:

dEsoRdeN dijo...

Me encanta el sabor de la sangre... y las reinas que se reivindican a sí mismas con poderío

yo, la reina roja dijo...

Blood power! (Me alegro.)

andoba dijo...

Me ha encantado este poema, con tanta fuerza y sus divertidas contradicciones. Tus tres últimos poemas parecen de un mismo libro, Carolina. Ánimo y suerte con él.

Pero este último... lo he leído tres veces seguidas. Tan dulce a pesar de la sangre. (Useasé, que lo del corazón de arriba es mermelada de sangre. Ya decía yo.)

yo, la reina roja dijo...

Andoba, eres muy buen lector. Tus críticas son bastante acertadas, en lo bueno y malo de mis textos. ¡Gracias por tu contribución, como siempre!
(Y, bueno, tal vez se vayan recolectando ellos solitos, estos poemas... y hagan una manifestación en un libro).

begusa dijo...

te subes a las mesas...te mereces que me torne princesa y te cierre la puerta en las narices...
yo, desde luego, no estoy muerta, sino relamiéndome...

yo, la reina roja dijo...

¡Miau!

Francisco Ortiz dijo...

Contundente y dejando sangre, rajando el alma, y sin embargo veo amor pese a todo...

yo, la reina roja dijo...

Amor: pasado: humo: letras...
Gracias. ;-)

taciturna dijo...

A mi me había gustado el post de los "Niños desteñidos"...

yo, la reina roja dijo...

¿Qué pasa? ¿No te ha permitido dejar el comentario en el otro post?