lunes, mayo 04, 2009

Harvey más Parish

Mi cuerpo tenía 250 kilómetros, 3 horas y media y un chaparrón. Esto es, la distancia de Valencia a Murcia; las horas de espera en la cola; el chaparrón, porque no tenía paraguas y no pensaba moverme de esa cola por nada.
Iba a ver a PJ. Harvey y el señor John Parish.

La organización del festival SOS 4.8 no cuidó en nada a los fans que fuimos a verla. Fue, para comenzar, un fraude el hecho de que vendieran las entradas y se sacaran de la manga más tarde que había que conseguir una entrada especial para verlos en el Auditorium. Pasé verdaderos nervios, la verdad, nada me garantizaba que iba a ver a Harvey+Parish.
A las 12 ya estaba en la cola. Abrían taquilla a las 14 horas. Creo que delante de mí habría 400 personas. Nadie de la organización vino y me dijo: Tranquila, mujer, que quedan entradas para ti; o Desiste, anda, y vete a cambiarte de ropa que estás empapada.

Pero cuando sonó "Black hearted love" se me había olvidado lo anterior. Ella estaba bellísima con su vestido blanco sinuoso, moviendo su cuerpecito con unas maracas, como bailando salsa, con sus tics de rockera cabeza hacia la derecha. Como si en realidad fuera una mujer jayán. Tocó muchas de su A woman a man walked by, pero también una cara B entre cowboy y electro con Parish a las voces. Nos regaló su furiosa "Pig will not" y los que estábamos sentados protocolariamente no entendíamos cómo podíamos aguantarnos, no salir a morderla. En el instrumental bailó y bailó y hasta sus brazos giraron como gira el flamenco. Bruja y gitana punk. Y después de que la amáramos con aplausos, con todo el cuerpo, nos regaló la voz de una viejecita desvalida, con "April", y casi casi creí llorar.
¿Dónde están las crónicas de este concierto excepcional? Dijeron algo de que el festival saldría en el programa "No maten al pianista", pero me temo que Duffy chupará camará, ésa y el Doherty, que lo mejor que hizo fue tirarse sobre el público.

Lo peor del concierto fue que, por la pésima organización del festival, yo tuve que vivirlo desde un palco, cuando quedaron asientos libres en primeras filas. Muchos de lo que obtuvieron entrada al Auditorio antes que yo no sabían para qué era, ni habían oído hablar del To bring yo my love, así que a los primeros acordes dejaron la sala, para beber cerveza y ver los jamones de la peinada Duffy.

7 comentarios:

Ana dijo...

Qué envidia me das... Claro, como yo no soy reina... Buahh!!
Desde que vi este vídeo, uno de mis sueños es verla en directo y este fin de semana... mejor lo olvido.

dEsoRdeN dijo...

Te mataría de envidia, si no fuera porqué la iré a ver en un mes y medio... en San Francisco y/o Los Angeles!!!!! :P

Es la más mejor!!!

b7s

andoba dijo...

No sé, no conozco, no contesto.

dEsoRdeN dijo...

Ya tengo entrada para L.A.!!!!!!! Estoy hiperexcitado!!!! (Y mañana me voy para tu tierra... :P)

Leo Zelada Grajeda dijo...

Interesante.

andoba dijo...

Qué, ¿corrigiendo exámenes?

dEsoRdeN dijo...

Maika Makovski. Hazme caso, condená... (en mi casa la encontrarás)

ptns