martes, marzo 10, 2009

Yo, Catulina, punky, maricona

Catulo amaba a Clodia. En la Roma del siglo I antes de Cristo amar no entraba en la sesera, y menos en la de un hombre (era cosa "femenina", es decir, de "la que habla menos"). De mariconas. Además, Catulo pidió por primera vez besos por escrito ("Dame mil besos, y cien más, y luego mil..."). De hecho, llevó al latín una palabra que era gala, basiorum, y a partir de entonces, muy a pesar de los romanos que no besaban a sus esposas sino a sus putas, se expandió ultramar y bajo tierra y así hasta hoy. ¿Qué se habrían dado Romeo y Julieta sin Catulo? ¿limosnas? ¿cabellos envueltos?
Me da envidia ese amor suicida, a la mujer y a las letras. Catulo se sucidó, herido de amor, a los 33 años por la más pija de Roma, la más fría, la mujer de todos ("Y os la estáis tirando vosotros tan buenos, tan afortunados, qué vergüenza"...), quien sólo quiso al poeta para un rato. ¡Catulo quería amor, no un rato! Y letras...
Porque, puesto al contraataque, la lengua del galo era absolutamente más bélica que la de 1000 quevedos. Así respondía a los chismorreos que circulaban en Roma por sus sentimientos y su literatura: "Por culo os voy a dar, y por la boca,/ Aurelio maricón, y puto Furio,/ que a mí me habéis juzgado por mis versos/ porque ellos son eróticos, yo impúdico. (...) Y porque habéis leído muchos miles/ de besos, ¿me juzgáis por poco hombre?/ Por culo os voy a dar y por la boca". ¿Se puede ser más punky?

Desde hoy (un poco más: "Odio y amo. Quizás me preguntes por qué./ No lo sé, pero así lo siento. Y sufro") me declaro Catulina. Y todos lo sois, queriendo o sin quererlo. Basta con pedir un beso.

*Gracias a Xurxo Regueira, por su información y animación.

8 comentarios:

wildrose dijo...

qué intereante, gran post, hermana.. pero la amada no era Lesbia? o esta era otra?

yolareinaroja dijo...

¡Gracias! Son la misma, es decir, Lesbia es el correlato literario de Clodia. Quería explicarlo pero el post se me habría hecho más largo; fue en honor a Safo. A Catulo le gustaba mucho la poeta griega, que era lesbiana, llamada así por vivir en la isla de "Lesbos"...
¡Besos!

dEsoRdeN dijo...

Yo catulino a ratos...

ptns

txe dijo...

reina roja, te mando mi libro? está me pones punk, nada me hizo tanta ilu como eso. mandame tu dire a mi mail!

yolareinaroja dijo...

Claro, txe, te la recuerdo por e-mail.

David L. dijo...

Enseñar tu blog a alguien que acabas de conocer es como dejar tu diario sin el candado puesto, encima de la encimera de la cocina, el día que celebras tu cumpleaños.

Tú has sido muy valiente, yo no lo soy tanto.

yolareinaroja dijo...

¿Tanto? Qué va... valiente... es una mezcla entre exhibicionismo y osadía. Ya dije que está la posibilidad de eliminar posts (y que yo hago uso de ella).
Gracias por pasarte por aquí. Te visito ya.

... dijo...

Atrevida reina, con tu post-flecha me diste en el centro la cuestión... pues hoy recibí fulminante la carta del loco, la de este corazón loco que expresa sus propias razones. Y es que la lógica del amar, no es la lógica práctica de la mente...
¡Menos mal que nos salvan y pacifican los besos!
Uno para ti, amiga.