viernes, septiembre 26, 2008

Objetos perdidos

Hay una niña descalza en la sección de objetos perdidos. Sus pies negros, descalzos, escalan la montaña de cosas. Ella creía que un señor muy mayor, con gafas de culo de vaso y bigote, se encargaba de poner las cosas en orden para que los que las habían extraviado las encontraran antes de volver a sus casas: los zapatos con los zapatos, las carteras con las carteras... y, claro, los osos de peluche con los osos de peluche. ¿Dónde estará su oso? ¿Y por qué está todo tan desordenado? La niña cree que le escuecen los pies, no está acostumbrada a caminar sin sus zapatos.

−Papá, quiero ese osito. Consíguemelo, anda −dice una niña señalando la pantalla de la tele.
−Pero si ese oso está usado. Además, tendrá ya su dueña. ¿No crees?
−Pues su dueña no tiene derecho a que sea suyo. Mira qué mal guarda sus juguetes después de usarlos, todos esparcidos por el suelo. Yo lo metería todo bien puesto en mi baúl.

La niña sobre la montaña de cosas −no la que ve la escena desde casa− cree que está cansada de tanto buscar. De repente, ve un bracito de su oso pero cuando va a estirar de él se da cuenta de que no puede. Lo intenta una y otra vez. Tantas veces que pasan la noche, el día, otra vez la noche, y luego el día… Cree que se desespera. No logra tocar su peluche. La niña sólo podía dormir con su peluche. De hecho, ha comido tanta vigilia que no se ha dado cuenta de que también ha perdido a su padre, a su madre, su hermano mayor, su cara… porque lo que le falta en verdad es el sueño.
La niña de la montaña de escombros está muerta, aunque aún no lo sabe. Ya no podrá dormir ni abrazar un oso de peluche. Cuando el oso se le caía de sus manos también caía el avión que la llevaba de vuelta a casa.

6 comentarios:

Ana dijo...

Jo! Lo quiero ya! QuIeRo Ya!! YA!!!

Salud Reina!!

yolareinaroja dijo...

¡Qué maravilla de lectora eres, srta. Alasybalas! Me devuelves las letras que se me escapan como niñas del parvulario. Besos.

dEsoRdeN dijo...

Impactante (literalmente)

Twone Antwone dijo...

Osos, niños, aviones, muertos.....vaya!!
prefiero el haiku
o la tele....caster

yolareinaroja dijo...

Bueno, Twone, me lo sugirió una foto del periódico sobre los objetos de las víctimas de Barajas. No buscaba sensacionalismo ni empatía, sólo se me ocurrió dar el enfoque de una muerta que no sabe está muerta. Con toda la distancia, a lo Pedro Páramo.

Anúnciese aquí dijo...

"No. Sólo me contaba cosas buenas. De usted vine a saber por el arriero que me trajo hasta aquí..."